Se utiliza para calentar dispositivos y sistemas de vidrio, cuarzo o cerámica en un entorno seco y no corrosivo. Esta cinta es muy flexible, no daña las superficies y es adecuada para requisitos de alta potencia. La cinta calefactora debe protegerse mecánicamente y las piezas metálicas adyacentes deben integrarse en las medidas de seguridad de equipos eléctricos.

Ventajas técnicas

  • Con acabado de fábrica
  • Listo para usar al instante
  • Conexión de un solo extremo
  • Puede utilizarse en altas temperaturas
  • Altamente flexible
  • Delicada con las superficies
  • Reducido radio de flexión
  • Fácil de montar